Publicidad



Editorial

Improvisación

Una de las paradojas más sorprendentes de la actualidad es la de la infinita distancia existente entre la nobleza del objetivo de la política: «El bien común», y la percepción que tiene una gran parte de la ciudadanía del objetivo que parece que tengan los políticos: «El bien del propio partido» o, en el peor de los casos, «El bien del propio bolsillo, ya sea el del partido o el del político de turno».

En ningún caso pretende este editorial la descalificación de la política ni del sistema democrático de partidos, que es una de las piedras angulares sobre la que se ha edificado el avance de nuestra sociedad. Estas palabras son una queja profunda por la falta de coherencia entre las necesidades reales de la sociedad y el discurso extremadamente cortoplacista de nuestros representantes políticos, un rechazo a la falta de valentía para afrontar con realismo la gravedad de los problemas con los que debemos convivir los ciudadanos y una denuncia contundente de las actitudes despreciables que no merecen ser acogidas en el seno de los que tienen la noble responsabilidad de tomar decisiones que nos afectan a todos.

Uno de las nocivos efectos de esta paradójica situación es la pérdida acelerada de confianza que los ciudadanos tenemos de la clase política en su conjunto, lo que no es justo con los políticos que evitan caer en estas actitudes, y debilita la herramienta más potente que tienen las sociedades democráticas para progresar. En esta delicada situación, la sorprendente tramitación –incluida la rocambolesca derogación de una nueva tabla de márgenes antes de su aplicación– y la posterior aprobación del «Real Decreto-ley 16/2012 de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones» ha caído como un jarro de agua fría en el colectivo farmacéutico, que observa con estupefacción a los máximos responsables de la política farmacéutica de nuestro país sin un plan estratégico claro, sin respuestas realistas a la grave situación de las cuentas sanitarias y a la del sector farmacéutico que recibe, una vez más, el frustrante mensaje que lo único importante es recortar la factura disminuyendo precios de medicamentos sin cesar.

En el caso del citado RDL esa sensación de suma perplejidad se agrava por la indefinición y precipitación del método propuesto para modificar el copago farmacéutico, por el menosprecio de la organización autonómica del Estado y por la osadía que representa cambiar alguna de las bases más importantes del sistema sanitario a través de una herramienta legislativa que limita extraordinariamente el debate democrático y la participación de los sectores afectados.

Lamentablemente no existe aún un medicamento contra la improvisación, pero si existiera y aunque fuera caro, valdría la pena que se lo recetaran, seguramente estaríamos contentos de pagar nosotros el precio.

Valorar este artículo
(0 votos)
Francesc Pla Santamans

Farmacéutico comunitario. Director de El Farmacéutico

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

No es, seguramente, la metáfora más delicada, pero este virus de las narices ha sido como un escupitajo en la cara. Nos ha descubierto de sopetón, con la crueldad que siempre ac ...

«Mejor encender una luz que maldecir la oscuridad»
Confucio

...

Farmacia y evidencia. Un debate complejo en el que son posibles distintas aproximaciones. Josep Allué y Roi Cal reflejan esta diversidad.

 

 

 

...

Catedrática de Química Orgánica, investigadora, presidenta de la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Farmacia... Beatriz de Pascual-Teresa ha logrado abrirse camino ...

El síndrome del intestino irritable (SII) es un trastorno crónico y funcional que afecta a todo el intestino. Es la patología gastrointestinal más frecuente y, a pesar de ...

Notar que los cabellos se quedan en el cepillo, la ducha, la almohada y sobre los hombros... ¡asusta! La persona que lo nota piensa con horror en la calvicie y acude a la farmacia en busca de ...

Cosmecéutica y neurocosmética, la cosmética activa e inteligente del cuidado personal. A lo largo de las distintas etapas de la vida, la piel sufre cambios fisiológicos: ...

Objetivos de aprendizaje

  • Aumentar los conocimientos sobre las enfermedades del trastorno por consumo de sustancias.
  • Cr ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

Chipre no solo es famosa por su gastronomía y su interesante cultura, sino también por el increíble vino que produce. La isla de Chipre puede haber sido la cuna del vino mediter ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Lo que relata este artículo lo firma alguien que lleva veintidós años enseñando en másters de atención farmacéutica, que lo ha hecho en varias univer ...

Había pasado por la puerta cientos de veces y ni siquiera me detenía ante el escaparate. Sabía que era el establecimiento Lhardy, con mucha historia en la vida de Madrid, famoso ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.