Imprimir esta página

Editorial

Sinergia

  • 13 Marzo 2012
«Sinergia: Acción de dos o más causas cuyo efecto es superior a la suma de los efectos individuales.» Este era, sin duda, el objetivo buscado por los colegios de Madrid y Barcelona cuando decidieron unir fuerzas para organizar INFARMA de forma alternativa y a juzgar por las noticias que nos llegan parece que lo han conseguido.

El Salón ha logrado despertar el interés de la industria farmacéutica, hasta el punto que ya se ha adjudicado el 112% del espacio de exposición inicialmente previsto. Más concretamente, la superficie contratada supera los 6.500 m2 y se espera a 180 expositores.

Y el Congreso... será un éxito porque aborda los temas que ahora les preocupan a los farmacéuticos. En el encuentro de Madrid se hablará de la rentabilidad a través de la especialización, de la financiación de la sanidad pública, de estrategias de fidelización en la farmacia, del valor social, sanitario-económico y viabilidad de futuro de las farmacias, de los costes de una oficina de farmacia, de la posibilidad de una cartera de servicios públicos y de un catálogo de servicios privados... e incluso se presentará un importante informe económico sobre el futuro de la oficina de farmacia. Y esto sin hablar de las sesiones dedicadas a temas profesionales como dermofarmacia, formulación magistral, plantas medicinales, etc.

Como ven, argumentos para asistir a INFARMA no faltan. La undécima edición, la de la crisis, contra todo pronóstico arrojará unos buenos resultados, tanto en lo económico como en lo profesional. Madrid ha asumido el relevo con convicción, sabiendo que no solo estaba en juego su prestigio, sino también y sobre todo el futuro de la profesión.

Esta edición de INFARMA ha llegado en un momento decisivo para la farmacia española y esto le ha proporcionado un interés añadido. Los farmacéuticos necesitan reunirse, intercambiar ideas y experiencias, para afrontar el futuro con confianza. Y es que por mucho que las nuevas tecnologías posibilitan un flujo de información casi infinito, el contacto real, cara a cara, es todavía insustituible.

El Colegio de Madrid así lo ha entendido y –con el apoyo del Colegio de Barcelona e Interalia– se ha volcado en la organización de INFARMA 2012, porque, como dice Alberto García Romero, presidente del congreso, «en tiempos de bonanza no tiene tanta importancia reunirse, pero ante una realidad tan complicada como la que vivimos, INFARMA es una opción propicia». Propicia... y necesaria. Les esperamos en Madrid.

Valorar este artículo
(0 votos)

Artículos relacionados