Publicidad

banner-lilly-creatividad-investigacion
Banner_rinastel

No volveré a explicarlo

Hoy les he explicado a mis alumnos la lección sobre la Ilustración y sus repercusiones sanitarias y farmacéuticas. Será la última vez, pues el año que viene estaré jubilado. Esta clase, con la del Renacimiento, es la que más me agrada.

Una de las cosas que más sorprenden a los alumnos es el pétreo inmovilismo de largos periodos históricos, la continuidad durante siglos de teorías falsas y medicamentos ineficaces, perpetuados siglo tras siglo, cultura tras cultura, sin que surgiesen movimientos renovadores. Supongo que les han inculcado que el progreso es algo natural, que se produce por sí solo. Nada más lejos de la realidad. Las mejoras hay que trabajarlas, y defenderlas frente al inmovilismo y la estulticia.

Me gusta el Renacimiento porque renovó una cultura medieval anquilosada e iluminó Occidente con magníficas esculturas, pinturas y ciudades, porque fue una época en que las pasiones humanas se mostraban sin disfraces y donde la gente peleaba sin disimulo por alcanzar la belleza, el poder, la inteligencia, el honor, el placer y el sexo. Me gusta la Ilustración porque terminó con siglos de oscurantismo y de opresión, demolió los cimientos de la sociedad estamental, reaccionaria y jerárquica, y puso en el centro de la sociedad la cultura, la educación y la razón. Todo cuanto ahora tenemos de valioso procede de la Ilustración: la democracia parlamentaria, la soberanía popular, los parlamentos, la libertad de voto, la igualdad entre el hombre y la mujer, la separación de poderes, la igualdad ante la ley, los derechos humanos, la prohibición de ser discriminado en función del sexo, la edad, la religión o el pensamiento político... La Revolución Francesa lo resumió con su memorable proclama: «Libertad, igualdad, fraternidad». Libertad ante el poder, igualdad entre los ciudadanos, solidaridad entre los individuos para construir el Pacto Social. De la Ilustración procede el movimiento político más formidable de todos los tiempos: el liberalismo, que goza de mala prensa en España, un país donde la derecha tiende a ser ultraconservadora y la izquierda, cuanto más radical en teoría, más reaccionaria en la práctica. Liberal, una palabra muy apreciada en el resto del mundo civilizado, se considera casi un insulto en España. Lo que se aplaude es ser un reaccionario de derechas o de izquierdas, es decir, un antiilustrado.

El prodigio realizado por la Ilustración fue no definir una ideología, sino una actitud de respeto hacia las personas, que pasan a constituirse en seres libres, en ciudadanos, con la capacidad de tomar sus propias decisiones. Sólo el liberalismo abre el juego para que todos puedan manifestarse. Los demás, sean conservadores de derechas o radicales de izquierda, cierran el campo, adoctrinan y someten, imponen su verdad y su modelo, si es preciso por la intimidación o por la fuerza. Los antiliberales gozan de sus derechos precisamente gracias al liberalismo del que abominan, a los liberales que insultan. Cierto, no todos los que se dicen liberales lo son, algunos son simples partidarios de perpetuar un modelo económico en el que el rico consolida sus privilegios. Pero eso no es liberalismo, eso es el conservadurismo de siempre.

Nadie sabe muy bien qué es la izquierda y la derecha, qué es ser progresista y qué reaccionario. Para mí, sigue habiendo una regla de oro: cuanto más te aproximes a los ideales ilustrados, a la libertad, igualdad y fraternidad, a la concepción de las personas como ciudadanos, más progresista eres. Cuanto más te alejes de ese ideal para rendir culto al Estado, la Nación, la Idea, la Causa, la Identidad, el Proyecto, más reaccionario eres. Recordemos al gran Montaigne: ser necio es disculpable, puesto que la necedad abunda, lo inaceptable es perseverar en ello, ser un necio aplicado. Lo intolerable es empeñarse en la estulticia y alardear e incluso enorgullecerse de ello. Pues eso. No volveré a explicarlo.

 

Valorar este artículo
(2 votos)
  • Modificado por última vez el Martes, 30 Enero 2018 11:11
  • 1 comentario
Juan Esteva de Sagrera

Decano de la Facultad de Farmacia de la Universitat de Barcelona

1 comentario

  • Enlace comentario Javier Vargas Sábado, 10 Febrero 2018 08:58 publicado por Javier Vargas

    Magnífico artículo que suscribo párrafo por párrafo.
    Difícil, muy difícil, explicarlo mejor y más claro.
    Enhorabuena

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

xxxxxx

La Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) ha puesto en marcha el proyecto «Foro de la Innovación». Se trata de una comunidad formada por todos los socios de la S ...

«La abundancia me hizo pobre»
Ovidio

...

Definición y prevalencia
En el Taller internacional sobre Ojo Seco (Dry Eye Workshop) DEWS II (2017), se define el ojo seco como &l ...

¿Qué es el maquillaje corrector?
El «maquillaje decorativo» es aquel ideado y elaborado para resaltar la belleza ...

Enfermedades inflamatorias intestinales (EII) es el nombre que se le ha dado al cajón en el que se guardan dos de las patologías más conocidas del aparato digestivo: la enfermed ...

En muchas de las formaciones desarrolladas por nuestro despacho, nos adentramos en el apasionante tema de la sucesión empresarial de la oficina de farmacia.

...

En el anterior artículo (El Farmacéutico n.º 578) comentamos alguna de las peculiaridades que, desde el punto de vista del ...

Objetivos de aprendizaje

  • Conocer el concepto de deterioro cognitivo, incluyendo enfermedad de Parkinson y demencias en general.< ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

El calvados es un licor de la región de Normandía (Francia) reconocido como uno de los mejores destilados de manzana del mundo.

...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

«El hombre ha vivido siempre de forma muy aperreada y muy injusta.» Quien así habla es Antonio López, el pintor manchego, entrevistado en El Mundo el 1 de marzo de ...

Era un dirigente de mi compañía muy apreciado, que siempre estaba pendiente de los demás, y en una cena de empresa oí cómo repetía sin dudar el nombre de to ...

 

Lo más leído este mes

Complementos alimenticios en problemas articulares


Protocolos en la farmacia

Definición y prevalenciaLa osteoartritis o artrosis es la más común de las patologías articulares crónicas. En su aparición y…

El qué y el cómo


Ya viene el sol

Debatir sobre el futuro de una profesión siempre es sano, enriquecedor. Escuchar puntos de vista diferentes, teorías o propuestas…

La Comisión Nacional de Salud e Investigación Médica de Australia hace público un informe de 2012 sobre la eficacia de la homeopatía


Crónicas

La Comisión Nacional de Salud e Investigación Médica de Australia (NHMRC) ha decidido finalmente publicar el borrador del primer…

La Guía sobre Bulos en Alimentación desmonta las principales falsas creencias sobre alimentos


Crónicas

El Instituto #SaludsinBulos (www.saludsinbulos.com) ha editado la Guía de los Bulos en Alimentación con el objetivo de desmontar los…

Consejos para evitar los síntomas del ojo seco por el uso de pantallas


Salud ocular

Al finalizar el verano, los españoles se creen a salvo de los recurrentes y molestos problemas oculares. Pero septiembre…

Lactobacillus rhamnosus GG (LGG), 30 años de beneficios y evidencia


Artículo especial

Hace más de un siglo que los probióticos son objeto de interés científico y constituyen un activo campo de…

Combatir el ojo seco en verano


Salud ocular

El ojo seco es una enfermedad multifactorial de la superficie ocular caracterizada por la pérdida de regulación de la…

Introducción y fisiopatología de la caída del cabello


Profesión

La farmacia comunitaria recibe un gran número de consultas relacionadas con los problemas capilares, entre ellos la caída del…

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.