Shostakóvich y el poder

Julian Barnes (Leicester, 1946) sigue en estado de gracia. Después de deslumbrar a los lectores con El loro de Flaubert, escribió varias novelas con desigual fortuna y acierto, para entregarnos, estos últimos años, tres joyas: El sentido de un final, Nada que temer y su última obra, El ruido del tiempo (2016), centrada en la vida de Shostakóvich. Es un libro breve, que se lee de un tirón y no sólo está dirigido a los amantes de la música o los admiradores de Shostakóvich.

El texto, frío y distanciado, como conviene para describir un auténtico drama, muestra todas las desgracias padecidas por el compositor soviético, sus muchas flaquezas y debilidades, sus miedos y cobardías, su desigual relación con el poder, que lo quiso convertir en un músico del régimen, en el músico del régimen, el Beethoven rojo soñado por Stalin. De hecho lo consiguieron: Shostakóvich se humilló, aceptó todo tipo de vejaciones, compuso partituras infectas en honor del socialismo, criticó a Stravinsky en público, aceptó que el régimen le escribiera los textos que él firmaba, llenos de iniquidades. No contento con eso, el régimen alardeó de la obra de Shostakóvich, lo puso como ejemplo de la superioridad del hombre soviético: el comunismo no sólo creaba una sociedad igualitaria que progresaba más que el capitalismo, además enviaba cohetes al espacio y tenía al mejor músico del momento: el pobre Shosta.

Es mérito de Barnes no juzgar al personaje, aunque es obvio que lo trata con indulgencia. ¿Cómo criticar a un hombre que estuvo mucho tiempo durmiendo vestido, con la maleta hecha al lado de la cama, por si aparecían los comisarios y lo detenían? Educado en extremo, tímido e inofensivo, quería, si lo apresaban de noche, no molestar, no hacer ruido, no incomodar a nadie, tampoco a sus familiares. Sin embargo, nunca lo detuvieron: el régimen se dio cuenta de que le era más útil en libertad vigilada, asustado, acobardado, componiendo al dictado, rebajándose, haciendo cuanto el Partido le exigiese, si bien evidenciando su falta de entusiasmo, su aceptación de que mandaban sobre él, aunque en realidad no compartía las opiniones que ponían en su boca. Al régimen eso le traía sin cuidado.

Hay una anécdota estremecedora: Shosta es citado a declarar, y un inspector le indica que saben que ha estado en contacto con conspiradores que planeaban asesinar a Stalin, que sin duda él oyó algo de interés en esas conversaciones, que haga memoria y vuelva el lunes a informarle. Como Shosta no sabía nada del asunto, se dio cuenta de que era hombre muerto, y el lunes se presentó en la comisaría y preguntó por el inspector, convencido de que le detendría y sería confinado en un gulag. Pero el inspector en cuestión no estaba y nunca volvería: también él había sido purgado. Shosta volvió a su casa y, a partir de entonces, fue celosamente vigilado y utilizado. Con todo, encontró espacios de libertad, y sus sinfonías, que el régimen quería patrióticas, grandiosas y heroicas, son a menudo sarcásticas y ponen en tela de juicio el relato oficial del régimen. Cuando esperaban una apoteosis que celebrase la victoria sobre el nazismo, Shosta compuso la octava sinfonía, una obra pesimista y sarcástica, una cumbre de la desolación. Posiblemente pensaba que no había tanta diferencia entre comunismo y nazismo, y que era grotesco celebrar la victoria comunista cuando eso suponía la persecución y el exterminio de todos aquellos que no fueran considerados válidos por el régimen para sus propósitos. Y él lo era, de modo que fue encumbrado y reiteradamente galardonado, incluso con el Premio Lenin en 1958.

No le recordemos por su cobardía ni por su marcha para la policía soviética, sino por su dolor y sus mejores obras. Gracias, Shosta.

Valorar este artículo
(0 votos)
Juan Esteva de Sagrera

Decano de la Facultad de Farmacia de la Universitat de Barcelona

Artículos relacionados

  • Dejar un comentario

    En el último número de la revista...

    xxxxxx

    Vuelve Infarma, la cita más importante de la farmacia en España. En esta edición le corresponde al Col·legi de Farmac&egrav ...

    La teoría darwiniana de la supervivencia del más fuerte ha sido rebatida por varios autores/as y científicos/as que ofrecen una vi ...

    Jordi de Dalmases preside Infarma por última vez. En esta entrevista expresa su satisfacción por haber participado del éxito del c ...

    Francisca Aranzana es consciente de su responsabilidad como directora de Infarma, pero sabe que juega con buenas cartas para conseguir el éxito. ...

    Un médico «influencer» será este año el encargado de pronunciar la conferencia inaugural de Infarma. Como no pod&iacut ...

    Desde hace 37 años, Àngel Torres Sancho es titular de la farmacia del municipio de Santa Eulàlia de Riuprimer, situado en la comar ...

    Recuerdo cuando en mi infancia escuchaba la frase siguiente: «Ya te enterarás de lo que vale un peine...». Mi asociación de i ...

    Disponer de una sanidad de calidad requiere de una colaboración estrecha entre todos los agentes sanitarios y también entre niveles asist ...

    Prevención de caídas en personas mayores y uso de ayudas técnicas

    Aitor Aparicio Sierra, Silvia Maeso de la Fuente,
    Cursos

    La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el término «caída» como el acontecimiento involuntario que hace perde ...

    «Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariam ...

    Las Islas Canarias fueron un importante puerto de aprovisionamiento –vino entre otros productos– en la ruta de Europa hacia las Amér ...

    Selección de las últimas novedades literarias.

    ...

    Que para hacerse un buen profesional de la salud se necesita trabajar con pacientes lo saben ellos, los pacientes, mejor que nadie. Sin embargo, los qu ...

    Matilde Ras (Tarragona 1881-Madrid 1969) es casi una desconocida incluso para los considerados como eruditos. No les suena el nombre. ¿Actriz, c ...

     

    Lo más leído este mes

    Proxamol: complemento alimenticio que contribuye al funcionamiento normal de las vías urinarias en hombres


    Notifarma

    A partir de los 50 años, más de la mitad de los hombres presentan molestias relacionadas con el funcionamiento…
    Visto 10140 veces

    Un «trasatlántico» en el océano farmacéutico


    Un día en la farmacia de...

    La farmacia de José Ibáñez en Gavà (Barcelona) es un verdadero desafío. Es como un gran trasatlántico que requiere…
    Visto 1612 veces

    Rinitis: ¿resfriado o alergia?


    Protocolos en la farmacia

    DefiniciónLa obstrucción nasal, los estornudos, la secreción de moco acuoso y/o la sensación de picazón en la nariz son…
    Visto 1299 veces

    Afecciones de la garganta


    Protocolos en la farmacia

    Definición y prevalenciaA menudo se presenta en la farmacia algún cliente que quiere consultar o pedir consejo sobre un…
    Visto 1253 veces

    «Debemos dejar de pensar tanto en nosotros mismos y empezar a participar con los pacientes en la toma de decisiones»


    CANAL EF

    Un médico «influencer» será este año el encargado de pronunciar la conferencia inaugural de Infarma. Como no podía ser…
    Visto 1059 veces

    Pacientes y usuarios de homeopatía se manifiestan en Bilbao, Santa Cruz de Tenerife y Zaragoza


    Crónicas

    Pacientes y usuarios de homeopatía han salido este fin de semana a las calles de Bilbao, Santa Cruz de…
    Visto 994 veces

    Realizada con éxito la primera prueba en real de verificación de medicamentos en una farmacia en España


    Crónicas

    El Sistema Español de Verificación de Medicamentos (SEVeM) ha llevado a cabo con éxito este lunes la primera prueba…
    Visto 944 veces

    Fallece Francisco Javier Guerrero, expresidente y cofundador de SEFAR


    Crónicas

    Este fin de semana ha fallecido Francisco Javier Guerrero, expresidente y cofundador de la Sociedad Española de Farmacia Rural…
    Visto 859 veces

    Revista El Farmacéutico

    El Farmacéutico

    La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.