Con firma 

Tribuna de opinión en la que participan personalidades del ámbito farmacéutico

En los últimos días el término «valor» ha resurgido con fuerza desde que la ministra de Sanidad anunció incorporar el concepto de coste-valor en la evaluación y financiación de los medicamentos, y la nueva directora de la AEMPS, interesada en innovar el modelo, ponía como lema «foco en el valor».

La farmacia se consolidó hace ya mucho tiempo como un establecimiento de cercanía que tiene la particularidad de haber ido adquiriendo más importancia, en la medida en que la mayoría de las profesiones universitarias ya no tienen presencia en muchos lugares, por el propio desarrollo de la dinámica social de nuestro tiempo.

El próximo mes de mayo Alicante va acoger la octava edición del Congreso Nacional de Farmacéuticos Comunitarios (www.congreso-sefac.org), que organiza la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC).

Cooperación. Ésta es una palabra que está en el ADN de la SEFAC como sociedad científica y que forma parte de sus valores desde sus orígenes. Esa palabra imbuye la totalidad de las acciones que llevamos a cabo para mejorar la labor científica y asistencial de los farmacéuticos comunitarios y se traslada a los agentes con los que mantenemos relaciones activas. Uno de estos colectivos es el de los médicos, en particular los de atención primaria, pero no solo estos.

Todos aquellos que me conocen saben que siempre me ha apasionado el mundo de los trenes. Viajar en tren permite llenarse de imágenes de los distintos territorios que se atraviesan. Cuando aparece un cruce de vías vemos cómo un pequeño cambio de unos grados en la dirección, al cabo de unos kilómetros, nos ha separado muchísimo de la vía original.

La industria farmacéutica necesita en estos momentos un marco de certidumbre y de tranquilidad para seguir trabajando en su contribución al sistema sanitario, tanto desde la perspectiva de sostenibilidad (sector del medicamento genérico) como desde la aportación de nuevas soluciones para nuestros pacientes (sector innovador).

En estos momentos, singularmente, con los nuevos gobiernos que tienen la responsabilidad de la gestión desde las últimas elecciones de 2015, se está produciendo un cuestionamiento de la colaboración público-privada en el campo de la sanidad que, a primera vista, sorprende y, cuando profundizas en el análisis del mismo, no se comprenden las razones.

Somos datos. Las 24 horas del día consumimos y generamos datos de origen muy diverso, sobre lo que nos gusta, lo que consumimos, a dónde vamos, qué compramos, dónde lo compramos... pero ¿para qué sirven todos estos datos? ¿Realmente tienen valor? ¿A quién pueden interesar?

Aunque siempre he estado vinculada a la formación farmacéutica, desde mis primeros años como profesional esta actividad ha estado ligada por uno u otro motivo a la formación continuada del farmacéutico comunitario. Siempre he defendido la formación continuada de los farmacéuticos como una necesidad y como un requerimiento básico para que un farmacéutico pueda continuar ejerciendo su actividad asistencial. Por cierto, como para cualquier otro profesional sanitario.

Los datos son bien conocidos. La mitad de los pacientes crónicos en España no toman sus medicamentos de la forma adecuada. La realidad parece clara. Las razones, no tanto. Olvidos, duración de los tratamientos, conocimiento de las enfermedades por parte del paciente, coordinación entre niveles asistenciales, problemas psicológicos...

¿Qué esconden las subastas? ¿Tienen realmente como objetivo el ahorro, mejorar la adherencia a los tratamientos y buscar a los mejores proveedores al mejor precio? Cuestiones éstas que un gestor capaz y responsable tendría como requisitos inexcusables para acometer cualquier medida de este calado.

«Somos Marca España, somos un referente para nuestra población, y ha llegado la hora de que se visualice.» Con estas palabras expresé ante los medios de comunicación el objetivo del convenio de colaboración suscrito a finales del año pasado entre el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos y el Alto Comisionado para la Marca España, organismo dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Página 1 de 3

Revista El Farmacéutico

HTML 5La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.