Publicidad

banner-lainco

La mala educación

  • 22 Julio 2011
  • Alberto Rodríguez Hortal
Decía Mark Twain que la educación consiste en ocultar la muy alta opinión que tenemos de uno mismo y la muy baja que tenemos de los demás. Bien, pues de un tiempo a esta parte, parece que en la sociedad se ha establecido no se sabe muy bien si una moda o un pernicioso cambio de valores en el cual ser maleducado, expresarse con eso que se ha denominado bordería, es una cotización en alza.

Se disfraza de sinceridad, de honestidad, pero realmente no creo que necesitemos saber de manera abrupta una realidad tantas veces distorsionada por expresiones como las verdades del barquero, cuando en realidad solo estamos escuchando una erupción de gruesas palabras por parte de alguien con alguna oscura frustración.

Personajes rotundamente maleducados triunfan en los mass media, convirtiéndose en personajes cuasi heroicos, haciendo gala de esa «sinceridad». Y lo son precisamente debido a ella. Cualquier crítico, analista o personaje de serie que se precie debe gritar a los cuatro vientos esas cosas que la gente educada simplemente calla por educación. O las señala sin alharacas. No hace falta menospreciar la inteligencia de nadie para que un médico de ficción demuestre lo ingenioso que es. No hace falta ridiculizar a un candidato a cantante ni personaje público, para evidenciar que es altamente risible.

También es frustrante que estén triunfando las ganas de polemizar sin sentido, cuanto más ruidosamente y cuanto más insultantemente mejor, para defender cualquier causa o postura. A un servidor, por poner un simple ejemplo, le horroriza la caza. No le veo mucho sentido y sí bastante tristeza moral. Pero ver a unos sujetos, megáfono en mano, persiguiendo a unos cazadores mientras les gritan «asesinos», aparte de darme ganas de regalarles el Diccionario de la Real Academia Española, para que descubrieran el verdadero significado de la palabra «asesino», me produce esa sensación de desasosiego de la que estoy hablando. ¿De verdad es necesario gritarle tu opinión por medio monte a un señor tratándole de impedir una actividad perfectamente legal, por otra parte?

Mejor no entrar en otros campos del pulso social en este país, donde también vemos a estos adalides de la «sinceridad» insultar sin decoro (ni por supuesto educación) a políticos, sindicatos, colectivos. ¿Realmente creemos que gritarle a un señor trajeado que es un chorizo cambia en algo una situación, más allá de ponernos en evidencia?

En días como estos, en los que por fin y con ilusión asistimos al hecho de que la sociedad española no estaba necrótica, que el virus de la pasividad y la indolencia tiene cura sana, fresca y saludable, no puedo sino preocuparme ante el hecho de la aparición, una vez más, de la mala educación. Erradicadla, tomad como ejemplo la firmeza simple de las palabras, ante la vulgaridad del insulto.

Así, de este modo, cada vez que contempléis el hecho sencillo de que alguien le cede el asiento a un anciano en el transporte público o alguien que sujete una puerta a un vecino que se afana en subir trabajosamente un mueble o una televisión, quizá deberéis guardarlo como un pequeño tesoro en la memoria. El último de los gestos amables. La última aparición de la educación antes de su extinción.

Valorar este artículo
(1 Votar)

Alberto Rodríguez Hortal

AEFLA

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

«Las plagas, en efecto, son una cosa común, pero es difícil creer en las plagas cuando las ve uno caer sobre su cabeza.»
A. Camus

...

Sin prisas, pero con una gran constancia, Pilar Gascón se ha hecho un hueco importante en el mundo farmacéutico. Primero como farmacéutica comunitaria, pero al mismo tiempo tamb ...

Los farmacéuticos/as constituyen «la otra primera línea» de la batalla contra la covid-19, en la que no quedan al margen del ...

El sector farmacéutico ha demostrado su papel fundamental en la pandemia causada por el coronavirus. Los diferentes eslabones del sector –Farmaindustr ...

Después de dos meses de aislamiento en España y desde que Farmamundi activara su protocolo de emergencias el pasado mes de febrero, la ONG, con más de 25 años de experien ...

La actual crisis como consecuencia de la pandemia originada por el virus SARS-CoV-2 está teniendo unas consecuencias extraordinariamente graves tanto a nivel sanitario como económico y ...

El glutatión en la infección vírica1
El glutatión (GSH) es el principal antioxidante de las c&eacut ...

Imprescindibles en verano 2020

Mireia Ripoll Batlló y Joaquín Braun Vives,
Profesión

Tras los excelentes presagios que acompañaban el inicio de 2020, el inesperado estancamiento que ha supuesto la pandemia de la COVID-19 nos impele a encarar, enfundados de ilusión, el ...

Ácidos grasos omega-3

Ave Mari Aburto, Elena Castiella,
Profesión

Los ácidos grasos omega-3 son ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga, con un grupo carboxilo en un extremo (terminal alfa) y un grupo metilo en el otro (terminal omega). La nome ...

En el día a día del farmacéutico el dolor es uno de los principales motivos de consulta, y debemos saber indicar al paciente qué tipo de solución es la mejor para ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

El sekt es un vino espumoso poco conocido que está avanzando a pasos agigantados. La mayoría de los vinos alemanes o austríacos sekt se elaboran utilizando el método del ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Escribo este artículo a principios del mes de abril, cuando España ha alcanzado la tristísima cifra de trece mil muertes causadas por la COVID-19. Nadie sabe a ciencia cierta, a ...

Benito Pérez Galdós es un canario tan ligado a Madrid, que se le considera el autor clave para conocer la vida y los personajes del Madrid del siglo XIX. Tanto, que Del Valle-Incl&aacu ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.