Publicidad

banner-bephantol

Publicidad

banner-ontex-mascarillas
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 2935

Mézclese según arte

  • 29 Julio 2013
  • Marisol Donis

Cierto día, buscando una sentencia concreta del siglo xix para mis trabajos de criminología, encontré una noticia que fue todo un hallazgo: finalizaba el año 1899 cuando el juez Mariano Fonseca, presidente de Sala en la Audiencia Territorial, juez de Instrucción del Distrito Sur de Madrid, entraba en la farmacia madrileña situada en la calle Génova, número 7, famosa tanto por la preparación de un reconstituyente contra el raquitismo, la neurastenia, la impotencia y la debilidad general (que se vendía al precio de 2 pesetas el frasco), como por su limonada purgante llamada «La Flor de la Limonada» (esta al precio de 1,50 pesetas la botella grande).

Allí acude a comprar y a asesorarse sobre cuestiones de salud lo más distinguido de Madrid. Como este juez, que lleva en la mano una receta en la que puede leerse la fórmula siguiente: «Retinol y Yodoformo en inyectable». Deja allí la receta para recogerla 2 días después. El regente del establecimiento, encargado también del laboratorio, constata que entre las surtidas estanterías no hay ningún frasco que contenga retinol. Se lo comunica al farmacéutico titular, don Bonifacio Arroyo, y entre los dos consultan el Dorbaut. Encuentran que el retinol es análogo a la esencia pura de trementina, y sustituyen la primera sustancia por la segunda. Los inyectables quedan preparados, el juez los recoge y, a las pocas horas, le inyectan la primera dosis.
La denuncia no se hizo esperar. Se incoa el proceso y se solicitan los servicios de los peritos Alonso Martínez y Samaniego. Por la defensa, Simarro y Escuder. Lo mejor de lo mejor. Todos estuvieron de acuerdo en afirmar que, si bien el cambio de medicamento pudo producir una gran perturbación en el paciente, esta no pudo ser de graves consecuencias. El jefe del Laboratorio de Medicina Legal también dio su opinión favorable al farmacéutico, porque una vez recuperado el paciente de la inyección de aguarrás, al serle administrado el retinol mejoró considerablemente. Se pidió para ellos la pena de 1 año, 1 mes y 1 día de prisión. Finalmente, la Sala absolvió a los imputados.
Las críticas no se hicieron esperar. De todas, he rescatado la de Emilia Pardo Bazán: «La Audiencia de Madrid absuelve libremente a un farmacéutico que, ni siquiera por equivocación, sino por no tener la medicina que se le pedía, por no desmentir el axioma profesional de que en toda botica hay de todo, le endosa a un enfermo nada menos que una inyección de aguarrás, con lo cual le hace dar cada salto que llega al techo... ¿Por qué esta indulgencia?».
La justicia de la calle emitió un veredicto muy diferente, y durante un tiempo los usuarios de esa farmacia castigaron con todo rigor al farmacéutico, y dejaron de comprar allí los específicos que necesitaban. Poco a poco recuperaron las ventas y la confianza de su clientela, pero ya nada volvió a ser igual.
Curiosamente, la víctima del error, don Mariano Fonseca, había publicado meses antes del suceso el libro Justicia Municipal, en el que se planteaban algunos de los defectos de los juzgados municipales, y en el que venía a demostrar la necesidad de una reforma en el primer escalón de la justicia, o lo que es lo mismo, la primera esfera en que se desenvuelve la Administración de Justicia.

Valorar este artículo
(3 votos)

Marisol Donis

Miembro de AEFLA

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

«Las palabras nos acompañan, nos emocionan, nos enfurecen, nos alegran, nos llenan hasta que descubrimos que están vacías, entonces se convierten en un ruido monóto ...

Soy optimista por elección personal. Estoy convencida de que nuestro camino por la vida es una gran aventura que merece la pena protagonizar con ...

El ojo seco, las úlceras, la blefaritis, el orzuelo o la conjuntivitis son algunas de las patologías oftálmicas que se atienden con más frecuencia en la oficina de farmac ...

Eduardo Senante
Farmacéutico comunitario.
Farmacia Senante. Zaragoza (https://farmaciasenante.com/)

Vivimos en un ...

El cáñamo o marihuana, en latín Cannabis sativa, es una planta herbácea anual dioica hirsuta que puede alcanzar hasta los 3 m de altura. Los tricomas (pelos glandulares) ...

El embarazo constituye una etapa más en la vida de la mujer, durante la cual se producen cambios fisiológicos, hormonales y estructurales que pueden provocar síntomas o ser la b ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

La D.O. Ribeiro es una de las cinco denominaciones de origen existentes en Galicia. Se ubica en el borde noroccidental de la provincia de Ourense y en las confluencias de los valles formados por los ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Cuenta Ovidio en Las metamorfosis que Apolo se burló de Eros por su costumbre de jugar con el arco y las flechas. Resentido, Eros tomó una con punta de diamante que incitaba a ...

No hay que poner grandes nombres a lo que hacemos. Si lo que hacemos está bien hecho, su designación se ennoblece por sí misma y su permanencia queda asegurada. Con el nombre de ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.