Publicidad

banner-tantum

Publicidad

banner-wottocare
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 2935

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 2932

El inspector Ronquillo

  • 25 Julio 2013
  • Paloma Ruiz Vega

Carlos Ronquillo, inspector de Higiene de Barcelona y provincia, remite a la Real Academia de Medicina y Cirugía de Cádiz un trabajo (fechado en Barcelona el 19 de noviembre de 1870) sobre las medidas tomadas durante la epidemia de fiebre amarilla en Barcelona, cumpliendo así con el mantenimiento del intercambio científico que marca el Reglamento gaditano para sus corresponsales en el siglo XIX.

El inspector Ronquillo hace una revisión de las teorías sobre la fiebre amarilla que había hasta el momento en Barcelona y provincia, así como de las medidas de salud pública y terapéutica aplicadas.
El Dr. Guyton considera que los afectados de fiebre amarilla reciben «el mal» de la atmósfera que les rodea, padeciendo estados de hemorragia, de flegmasía y de vómitos, o convirtiéndose en remitentes.
El Dr. Cázalas califica el tifus icteroides de enfermedad compleja, que puede contener los tres elementos mórbidos: bilioso, intermitente y tífico; aunque solo se transmite cuando domina el tífico. Esta opinión es la más acorde con las teorías contagionistas y anticontagionistas defendidas en Barcelona desde 1821.
El método curativo del Dr. José de Letamendi fue excelente: estaba basado en la administración de sal de higuera después de vomitar. Los médicos de distritos comprobaron su eficacia, y las academias e institutos médicos lo juzgaron adecuado. La práctica del pueblo y la de los esclarecidos profesores recomendaron un emético en la mayoría de los casos, el vomi-purgativo de Le Roy, la ipecacuana y el tártaro emético.
En 1854, el ilustre práctico Pascual Madoz, modelo de gobernador en un país «epidemiado», defendió las leyes que fijaban las atribuciones de los facultativos sanitarios, y condenaban y prohibían las infracciones, las intrusiones, el curanderismo y demás artes contrarias a la ciencia.
Tres boticas de distrito atendieron las recetas en los días de mayor invasión.
Ronquillo encauza las correciones arquitectónicas al establecimiento de un hospital provisional para los infectados de fiebre amarilla, y un hospital-barracón provisional en uno de los terrenos del Ensanche dedicado a las enfermedades comunes; estas medidas fueron posteriormente exigidas por el Sr. Ministro de la Gobernación, el médico Nicolás María Rivero, al visitar la ciudad que sufría la epidemia.
Las medidas de salud pública, tomadas a propuesta de las corporaciones y la prensa, se orientaron a la limpieza del puerto y la vigilancia de la pesca en el mismo, el saneamiento del barrio marítimo y la salubrificación de Barcelona.
Ronquillo concluye que la pluralidad de elementos en una misma enfermedad epidémica y exótica llamó la atención de las personas encargadas de escribir la Historia patológica de la fiebre amarilla, que luego sería publicada en La Independencia Médica, único periódico médico que había.

Valorar este artículo
(0 votos)

Paloma Ruiz Vega

Miembro de AEFLA. Académica de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Cádiz. Sección de Historia de la Farmacia. Académica de la Reial Acadèmia de Medicina de Catalunya

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

Nos anuncian a bombo y platillo que en el año 2021 nos transformaremos. Deberíamos preguntarnos: ¿en qué? Gregor Samsa, el protagonista de la metamorfosis más famo ...

Suele ser habitual en las farmacias la petición de dispensación de medicamentos de prescripción sin la correspondiente receta, por el propio paciente o incluso desde los centros ...

¿Crees que la salud bucal refleja el estado de salud general? Pues si lo crees, estás en lo cierto. La boca es la entrada hacia las vías digestivas y respiratorias, y cuando no ...

La pandemia de la COVID-19 ha puesto en jaque al mundo. Nos encontramos ante la mayor crisis sanitaria de esta nueva etapa contemporánea, en una sociedad global e interconectada.

...

Beneficios de los ácidos grasos esenciales

Lorena Vega García, Itxaso Garay Ruiz, Aida Hernando Diéguez, Esther Ganado Miguélez,
Profesión

Los ácidos grasos esenciales (AGE) no pueden sintetizarse en el organismo y, por tanto, es imprescindible ingerirlos en la dieta. Debido a su estructura molecular, también pueden denom ...

Ya hemos visto en esta sección hasta qué punto la confirmación de un diagnóstico de cáncer suele generar en el paciente, en mayor o menor grado, una respuesta ansi ...

Nuevas tendencias en alimentación infantil

Cristina González Campins (1), Míriam Martínez Márquez (2), Nadia San Onofre Bernat (3), Judith Abizanda García (4), Laura Ferrer Soler (5), Anna Bach-Faig (6),
Profesión

Los cambios en la alimentación infantil en los últimos años sitúan a la dieta no solamente como vía de desarrollo, sino también como factor preventivo en la ...

Tema 6. Salud vaginal

Dra. Sara Ovejero Larsson,
Cursos

Clásicamente, se ha definido a la vagina como un órgano sexual secundario, una formación tubular que une la vulva con el cuello del útero y que recibe el semen eyaculado ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

Pisco es la denominación de un aguardiente de uva actualmente producido en Perú y Chile. Ambas variedades tienen en común el hecho de ser aguardientes de uva obtenidos por desti ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

La existencia de agujeros negros en la galaxia es una teoría para mí tan difícil de explicar como la de otros agujeros mucho más cercanos a mí, a la gran mayor&iac ...

Comenzaba el mes de noviembre de 2020 cuando en la prensa destaca un titular: «Un matrimonio turco detrás de la vacuna de Pfizer: millonarios y entregados a su trabajo». Se refer& ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.