Publicidad

Publicidad

banner-vilardell-nov
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 2935

Va por vosotros

  • 13 Junio 2012
  • Juan de Dios Jódar Pereña
Pepe Vélez me ha pedido que escriba otro artículo «a su salud». Él y los editores sabrán. Como me dejan libertad de elección del tema, esta vez he pensado que no te voy a dar, lector, la tabarra con consideraciones pesimistas sobre nuestra profesión. Quedará para otra ocasión, si es que la hay, el comentario sobre el titular de un correo que recibí hace poco: «Ya no es tiempo de dispensar, llegó la hora de vender» o una lindeza de gran calado profesional por el estilo.

Temas hay muchos. El padrino acaba de cumplir cuarenta años. No soy un gran cinéfilo, pero no me canso de ver las dos primeras entregas de la trilogía. La que celebra su cuarenta cumpleaños es una película magnífica, pero con la segunda Coppola se empeñó en dejar claro que, si segundas partes nunca fueron buenas, toda regla tiene su excepción. Lástima de la tercera.

Acaban de anunciar que la Enciclopedia Británica dejará de publicarse en papel tras más de doscientos años. Borges aseguraba que la había leído entera, y que era su obra preferida. Esto da para más de un artículo. Otro día, tal vez.

Voy a escribir de algo no tan elevado, quizás un ejercicio de reflexión que solo conduzca a la melancolía. ¡Qué le vamos a hacer! A veces me pongo así con las cuestiones alegres, como es el caso.

Me gusta el fútbol, y no voy a sonrojarme por decirlo. Desgraciadamente, voy evolucionando a que cada vez me guste más que gane mi equipo frente al deleite de ver un gran espectáculo entre dos conjuntos que ni me van ni me vienen. Antes de que mis amigos «merengones» hagan chistes fáciles, debo aclarar que la selección nacional, lo que ahora llaman «la roja», también es mi equipo. Y ahí vamos. Disfruté con el espectáculo de un conjunto técnicamente soberbio, capaz de jugar al primer toque y de hacer parecer tuercebotas a los mejores jugadores de Europa. Un equipo, por cierto, dirigido por un colchonero y en el que el gol definitivo lo marcó nuestro «niño».

Dos años después, en el primer mundial jugado en África, sufrí mucho más, aunque eso forma parte de mi ADN rojiblanco. Indignación con las patadas holandesas, miedo en el mano a mano de Robben y Casillas (bendito chaval, aunque sea madridista) y explosión de alegría mientras un chico manchego homenajeaba a su amigo Dani Jarque. Y entonces pasó. Fue mientras volvía a casa. Javier Ares contaba cómo recordó tantas noches de decepción mientras tocaba el césped sudafricano, y ahí estaba mi padre junto a los recuerdos de Cardeñosa, ese gol no concedido a Míchel, el penalti de Eloy, la cara ensangrentada de Luis Enrique, los insultos saliendo a borbotones del rostro desencajado de Helguera, los cuartos, siempre los cuartos, los malditos cuartos de final.

Recordé sus historias de la final de la Eurocopa ganada en Chamartín, del cuarto puesto en Brasil, cuando el maracanazo, y nuestros sueños de grandeza antes de cada campeonato que solían acabar en un jugamos como nunca y perdimos como siempre. Y pensé cómo me habría gustado abrazarme a él esa noche cuando el árbitro dijo que ya valía de sufrimiento y decepciones. Campeones del mundo, por fin, y tú no has podido verlo.

Volví a recordar todo esto cuando buscaba un tema para este artículo, y entonces pensé que estaría bien escribir sobre la paradoja de la alegría que nos lleva a la melancolía y produce esa sensación que no es en absoluto de tristeza, pero que impide la felicidad plena. Lo que sentí mientras Springsteen cantaba Born to run en Valladolid, al acordarme de mi amigo Javi, que lo había seguido en todos los conciertos hasta que el cáncer, el maldito cáncer, se lo impidió.

Así que, Javi, papá, éste va por vosotros.

Valorar este artículo
(17 votos)

Juan de Dios Jódar Pereña

Presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Valladolid. AEFLA

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

Incluso a los que nos gusta presumir de cierto inconformismo, a los que ya nos está bien pisar con tiento algún callo de vez en cuando, incluso a esos traviesos, nos ataca la añ ...

«Soy consciente de lo importante que es la investigación en mi vida docente, ya que ese enriquecimiento que me proporciona lo transmito en la clase.» Celia Sánchez Ramos em ...

A pesar de que los avances de la medicina y la ciencia han contribuido enormemente a curar las enfermedades y a defendernos de los agentes externos patógenos con nuevos y mejores medicamentos ...

La farmacia comunitaria es un terreno liderado principalmente por farmacéuticas, y además los usuarios más habituales también son mujeres. Este hecho hace que las consult ...

La nueva realidad económica y social que nos ha traído el coronavirus no deja mucho margen de acción desde el punto de vista del marketing y la gestión del retail

«¿Qué le pasa a mi bebé en las mejillas?», «¿Por qué cuando sale del baño la piel se le enciende?», «¿Es posible que yo ...

Tema 2. Nutrición en las diferentes etapas de la mujer

Pablo García Vivanco*, Ana Rodríguez Sampedro**,
Cursos

Desde el nacimiento, la mujer va pasando por diferentes etapas y situaciones fisiológicas, como el embarazo, la lactancia o la perimenopausia, en las que sus requerimientos nutricionales y en ...

Una vez dejamos atrás la campaña de la renta 2019, llega el momento de reflexionar sobre las novedades y posibles consecuencias de la inagotable voracidad informativa de nuestra Agenci ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

«Había semillas terribles en el planeta del Principito... Eran las semillas de baobabs. La tierra del planeta estaba infestada. Y de un baobab, si tomamos medidas demasiado tarde, no po ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Son tiempos extraños estos de la pandemia. Con una atención primaria a punto de reventar, de colapso, de desorganización, de falta de medios, no son pocas las voces farmac&eacut ...

Leo en la revista Hoyesarte un artículo sobre Oliver Sacks firmado por el farmacéutico Pepe González Núñez, y me quedo enganchada. Un neurólogo, di ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.