×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 2935

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 2932

La rebotica de la mente

  • 24 Febrero 2012
  • Santiago Cuéllar

Llevamos la dirección de nuestra vida desde la rebotica. Nuestro inconsciente es mucho más activo que nuestra consciencia inmediata. Es más rápido, más eficaz y mucho más amplio. Allí están auténticamente las aspiraciones que se han ido consolidando; allí está lo que nos impulsa a reaccionar frente a las situaciones más críticas y difíciles; allí está nuestro espíritu de superación, el deseo de ir más allá de donde se está en cada momento. Es allí donde hemos ido guardando, tras un complicado e inadvertido proceso de elaboración en permanente estado de evolución, todo el bagaje de actitudes y valores que conforman nuestra persona psíquica.

Nuestro inconsciente es el único capaz de hacer frente no solo a lo meramente previsible, sino incluso a lo no previsible. Es un estado de permanente apertura a cualquier circunstancia o situación que puedan ampliar todavía más nuestros horizontes personales de la realidad. En la vida no solo estamos en la paradójica expectativa de lo imprevisible, sino que incluso lo buscamos y nos preparamos para ello.

Nuestra actitud de espera se fundamenta en la viabilidad e importancia relativa de nuestras metas, en la confianza en la potencia de nuestras capacidades y en las circunstancias previsibles que tienen tales metas. Sin embargo, nunca somos plenamente conscientes de cuáles son dichas metas, ni podemos tener una confianza plena en su viabilidad. Es decir, nuestra esperanza está sujeta, en términos objetivos, a una más que notable falibilidad. Ni siquiera podemos fiarnos plenamente de nosotros mismos para conseguir eso que, en un momento determinado, constituye nuestro anhelo.

La excesiva confianza en nosotros mismos proviene a veces de la autointoxicación egoísta de una percepción asimétrica de lo que, en realidad, casi siempre son sucesos de carácter estrictamente aleatorio. Por decirlo así, nuestra percepción ególatra nos induce a considerar que nuestros éxitos provienen de nuestra habilidad e inteligencia, y que los fracasos solo corresponden a todo aquello que nosotros no controlamos. La realidad dice lo contrario, casi siempre.

Afortunadamente, nuestra mente no es una simple reflexión consciente. Somos mucho más que máquinas con un programa ajeno que ejecutamos con datos que tomamos tanto del entorno como de nuestro interior. Hay algo dentro de nosotros que nos empuja a ser dueños de nosotros mismos y a experimentar la satisfacción de lograrlo o la desdicha de no conseguirlo. Algo que sustenta a la persona –más allá de la acuciante realidad inmediata– y le ayuda a crear más realidad. El hombre es un creador; es capaz de inventar realidades ficticias que incluso acaba por creerse él mismo. No importa, la ficción es también parte de la realidad, porque en definitiva solo percibimos la realidad como una ficción global que cada uno reconstruye internamente de forma personal.

La mente consciente es incapaz de apasionarse, porque la pasión es evocación y evocamos de forma fundamentalmente inconsciente. Solo cuando desde la pasión deseamos algo que la mente consciente nos dice que no podemos alcanzar, surge la desesperación. Así pues, esta proviene de lo consciente, incapaz de ir más allá de una imagen fija que hacemos del mundo en un momento dado, fotos instantáneas con escasa profundidad de campo de una realidad que es una verdadera proyección en tres dimensiones, sin inicio ni fin. Cuando la mente consciente se adentra en el inconsciente e incluso pretende adueñarse de él o restarle importancia, la desesperación se convierte en desesperanza y, con mayor o menor resignación, acabamos por aceptar la imposibilidad de alcanzar nuestros objetivos vitales, pese a no haber renunciado a su deseo. La desesperanza nos instala en la convicción profunda de nuestra incapacidad, en el fatalismo subjetivo del fracaso personal. Y, como dijo Ernst Bloch, sin esperanza, no florece la razón.

Valorar este artículo
(0 votos)

Santiago Cuéllar

(de AEFLA)

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

xxxxxx

Vuelve Infarma, la cita más importante de la farmacia en España. En esta edición le corresponde al Col·legi de Farmac&egrav ...

La teoría darwiniana de la supervivencia del más fuerte ha sido rebatida por varios autores/as y científicos/as que ofrecen una vi ...

Jordi de Dalmases preside Infarma por última vez. En esta entrevista expresa su satisfacción por haber participado del éxito del c ...

Francisca Aranzana es consciente de su responsabilidad como directora de Infarma, pero sabe que juega con buenas cartas para conseguir el éxito. ...

Un médico «influencer» será este año el encargado de pronunciar la conferencia inaugural de Infarma. Como no pod&iacut ...

Desde hace 37 años, Àngel Torres Sancho es titular de la farmacia del municipio de Santa Eulàlia de Riuprimer, situado en la comar ...

Recuerdo cuando en mi infancia escuchaba la frase siguiente: «Ya te enterarás de lo que vale un peine...». Mi asociación de i ...

Disponer de una sanidad de calidad requiere de una colaboración estrecha entre todos los agentes sanitarios y también entre niveles asist ...

Prevención de caídas en personas mayores y uso de ayudas técnicas

Aitor Aparicio Sierra, Silvia Maeso de la Fuente,
Cursos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el término «caída» como el acontecimiento involuntario que hace perde ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariam ...

Las Islas Canarias fueron un importante puerto de aprovisionamiento –vino entre otros productos– en la ruta de Europa hacia las Amér ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Que para hacerse un buen profesional de la salud se necesita trabajar con pacientes lo saben ellos, los pacientes, mejor que nadie. Sin embargo, los qu ...

Matilde Ras (Tarragona 1881-Madrid 1969) es casi una desconocida incluso para los considerados como eruditos. No les suena el nombre. ¿Actriz, c ...

 

Lo más leído este mes

Proxamol: complemento alimenticio que contribuye al funcionamiento normal de las vías urinarias en hombres


Notifarma

A partir de los 50 años, más de la mitad de los hombres presentan molestias relacionadas con el funcionamiento…
Visto 9525 veces

Un «trasatlántico» en el océano farmacéutico


Un día en la farmacia de...

La farmacia de José Ibáñez en Gavà (Barcelona) es un verdadero desafío. Es como un gran trasatlántico que requiere…
Visto 1598 veces

Rinitis: ¿resfriado o alergia?


Protocolos en la farmacia

DefiniciónLa obstrucción nasal, los estornudos, la secreción de moco acuoso y/o la sensación de picazón en la nariz son…
Visto 1273 veces

Afecciones de la garganta


Protocolos en la farmacia

Definición y prevalenciaA menudo se presenta en la farmacia algún cliente que quiere consultar o pedir consejo sobre un…
Visto 1235 veces

«Debemos dejar de pensar tanto en nosotros mismos y empezar a participar con los pacientes en la toma de decisiones»


CANAL EF

Un médico «influencer» será este año el encargado de pronunciar la conferencia inaugural de Infarma. Como no podía ser…
Visto 1003 veces

Pacientes y usuarios de homeopatía se manifiestan en Bilbao, Santa Cruz de Tenerife y Zaragoza


Crónicas

Pacientes y usuarios de homeopatía han salido este fin de semana a las calles de Bilbao, Santa Cruz de…
Visto 978 veces

Realizada con éxito la primera prueba en real de verificación de medicamentos en una farmacia en España


Crónicas

El Sistema Español de Verificación de Medicamentos (SEVeM) ha llevado a cabo con éxito este lunes la primera prueba…
Visto 933 veces

Fallece Francisco Javier Guerrero, expresidente y cofundador de SEFAR


Crónicas

Este fin de semana ha fallecido Francisco Javier Guerrero, expresidente y cofundador de la Sociedad Española de Farmacia Rural…
Visto 844 veces

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.